Deudores de Impuestos bonaerenses podrán reingresar a una nueva moratoria

Permite retomar los caídos desde el año 2000 hasta ahora, reactualizando las deudas.

La Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) estableció que, desde hoy y por un plazo de seis meses, unos 110.000 contribuyentes de los distintos impuestos bonaerenses tendrán la oportunidad de rehabilitar los regímenes de regularización de deuda que hayan suscripto anteriormente y se encuentren caducos por falta de pago.
Este reingreso a regímenes caídos estará abierto hasta el 31 de mayo del año próximo, y quienes decidan incorporarse deberán cancelar las cuotas vencidas e impagas –actualizadas– que produjeron la caducidad, según se informó.
Esa cancelación tendrá que concretarse antes del 1° de junio de 2019, remarcaron fuentes del organismo fiscal de recaudación provincial.
Por otra parte, en caso de que todavía existieran cuotas restantes del plan rehabilitado, el contribuyente deberá abonarlas en las fechas de vencimiento previstas originalmente.
El director de ARBA, Gastón Fossati, afirmó que “instrumentamos esta medida como parte del programa de alivio fiscal que la gobernadora María Eugenia Vidal dispuso para los sectores productivos del territorio bonaerense, con la intención de que puedan superar dificultades y encuentren mejores condiciones para sostenerse y seguir creciendo”.
La rehabilitación abarca a los regímenes de regularización de deuda otorgados por la provincia desde el 1° de enero de 2000, cuya caducidad haya operado hasta el 15 de noviembre de 2018, inclusive. Pero, según aclararon, no comprende a los planes caducos de la Ley N° 14890, referida a los agentes de recaudación.
Además, el titular de ARBA explicó que “el hecho de retomar planes caducos brinda a los contribuyentes la posibilidad de cancelar deudas tributarias en condiciones muy ventajosas.
Esto es muy importante, sobre todo para las pymes, ya que al regularizar su situación tendrán la oportunidad de reinsertarse en el circuito comercial, a partir de una mayor liquidez y acceso al crédito”.
Según destacaron desde Arba, esta posibilidad de reingreso a planes caídos se suma a otras medidas de alivio tributario dispuestas por la Provincia en las últimas semanas, como la exclusión temporaria de los regímenes de recaudación, la flexibilización del levantamiento de medidas cautelares, la ampliación en el monto de devolución automática para quienes posean saldos a favor con el fisco y el diferimiento por dos meses del pago de Ingresos Brutos.
Respecto de la importancia de la medida, Fossati resaltó que “el beneficio fundamental para los contribuyentes que retomen sus antiguos planes es que el monto total a pagar por el programa rehabilitado siempre será inferior a cualquier otra alternativa de regularización de esa deuda”.

La Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) estableció que, desde hoy y por un plazo de seis meses, unos 110.000 contribuyentes de los distintos impuestos bonaerenses tendrán la oportunidad de rehabilitar los regímenes de regularización de deuda que hayan suscripto anteriormente y se encuentren caducos por falta de pago.
Este reingreso a regímenes caídos estará abierto hasta el 31 de mayo del año próximo, y quienes decidan incorporarse deberán cancelar las cuotas vencidas e impagas –actualizadas– que produjeron la caducidad, según se informó.
Esa cancelación tendrá que concretarse antes del 1° de junio de 2019, remarcaron fuentes del organismo fiscal de recaudación provincial.
Por otra parte, en caso de que todavía existieran cuotas restantes del plan rehabilitado, el contribuyente deberá abonarlas en las fechas de vencimiento previstas originalmente.
El director de ARBA, Gastón Fossati, afirmó que “instrumentamos esta medida como parte del programa de alivio fiscal que la gobernadora María Eugenia Vidal dispuso para los sectores productivos del territorio bonaerense, con la intención de que puedan superar dificultades y encuentren mejores condiciones para sostenerse y seguir creciendo”.
La rehabilitación abarca a los regímenes de regularización de deuda otorgados por la provincia desde el 1° de enero de 2000, cuya caducidad haya operado hasta el 15 de noviembre de 2018, inclusive. Pero, según aclararon, no comprende a los planes caducos de la Ley N° 14890, referida a los agentes de recaudación.
Además, el titular de ARBA explicó que “el hecho de retomar planes caducos brinda a los contribuyentes la posibilidad de cancelar deudas tributarias en condiciones muy ventajosas.
Esto es muy importante, sobre todo para las pymes, ya que al regularizar su situación tendrán la oportunidad de reinsertarse en el circuito comercial, a partir de una mayor liquidez y acceso al crédito”.
Según destacaron desde Arba, esta posibilidad de reingreso a planes caídos se suma a otras medidas de alivio tributario dispuestas por la Provincia en las últimas semanas, como la exclusión temporaria de los regímenes de recaudación, la flexibilización del levantamiento de medidas cautelares, la ampliación en el monto de devolución automática para quienes posean saldos a favor con el fisco y el diferimiento por dos meses del pago de Ingresos Brutos.
Respecto de la importancia de la medida, Fossati resaltó que “el beneficio fundamental para los contribuyentes que retomen sus antiguos planes es que el monto total a pagar por el programa rehabilitado siempre será inferior a cualquier otra alternativa de regularización de esa deuda”.

Comments

comments