Monseñor Aguer debe dejar su cargo después de 18 años

Después de casi 8 años, monseñor Héctor Aguer deja el Arzobispado de nuestra ciudad. Es que el próximo 24 de mayo cumplirá 75 años, edad límite según la normativa eclesiástica para pasar a retiro.

 

Según pudo saber anoche este diario de distintas fuentes, el religioso ya habría presentado su renuncia al máximo cargo de la Iglesia platense y en las próximas horas el papa Francisco se la aceptaría para elegir a su sucesor.

 

Aguer se convirtió en arzobispo de la arquidiócesis de La Plata el 12 de junio de 2000, por sucesión, en reemplazo de Carlos Galán (6º arzobispo y 8º obispo de la diócesis platense), que por haber llegado también al límite de edad y de acuerdo a las normas establecidas en el Código de Derecho Canónico, presentó su renuncia al frente de la misma.

 

Antes de llegar a nuestra ciudad fue obispo auxiliar de Buenos Aires: lo designó el 26 de febrero de 1992, Juan Pablo II. Recibió la ordenación episcopal en la Catedral de Buenos Aires el 4 de abril de 1992, por el entonces cardenal primado Antonio Quarracino.

 

El religioso es licenciado en Teología.

 

Como ya anticipó este diario en ediciones anteriores, existen altas probabilidades de que su sucesor en la curia local sea monseñor Víctor Manuel Fernández, rector de la Universidad Católica Argentina (UCA) que dejó ese cargo al médico Miguel Ángel Schiavone, que ya recibió la confirmación del Vaticano para su designación y juraría hoy.

 

Cercano al papa Francisco, Fernández señaló recientemente al referirse a su alejamiento de la Universidad Católica: “En realidad, no puedo planificar nada. Solo esperar que dentro de algunas semanas se me comunique mi nuevo destino. Sabiendo que llegará pronto, preferí dejarle las manos libres a mi sucesor en la UCA”.

 

“Tucho”, como se lo conoce, nació en Córdoba y tiene 55 años. Estudió Filosofía y Teología y obtuvo la licenciatura en Teología con especialización bíblica en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma.

Comments

comments