Continúa el conflicto con los trabajadores despedidos por Vidal en año nuevo

La Unidad Ejecutora de la Provincia (UEP) se encuentra por estos momentos protagonizando el primer conflicto laboral del año, a causa de despidos y desmantelamiento por parte del gobierno de Vidal.

Aunque no es el primero ni se espera que sea el último de la actual gestión de gobierno provincial, que se caracteriza por desmantelar, ajustar y dejar sin trabajo a los ciudadanos con una indiferencia y una insensibilidad que asusta, este caso puntual llama la atención por haberse dado durante las fiestas, arruinándole el festejo a 380 familias que quedaron en la calle.

La UEP, viene trabajando sostenidamente desde hace 22 años con un fuerte financiamiento a partir de créditos de baja tasa de interés otorgados por el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial entre otros. Su función es la de construir y arreglar escuelas. Según el último relevamiento, se realizaron 3 mil obras nuevas y 12 mil intervenciones de ampliación y refacción.

Sin embargo, la gobernadora María Eugenia Vidal decidió terminar con este órgano provincial y dejar en la calle a 380 familias como regalo de fin de año.

Uno de los damnificados es un arquitecto que trabaja hace más de 20 años en esa misma área y fue despedido de una manera “muy poco humana” según sus palabras.

En diálogo con LA PLATAFORMA, el arquitecto Keli Luengo contó que “380 trabajadores de la unidad ejecutora provincial fueron notificados vía correo electrónico. A algunos se nos notificó de que estábamos directamente despedidos y que podíamos llamar a un número de teléfono para concertar otra entrevista. Así lo hicimos, llamamos por teléfono y tenemos entrevistas previstas en el Ministerio de Trabajo que se van a realizar durante todo el mes de enero”.

Por otra parte “a otros se les ofrecía una recontratación, y se les consignaba un día y una hora para firmar esa contratación. Que desde luego es en condiciones muy precarias” afirmó.

En este momento el edificio en donde funciona la Unidad Ejecutora en calle 8 e/46 y 47 se encuentra ocupado pacíficamente.

“Ante el hecho de una resolución ministerial que dio fin a la UEP como ente de construcción de escuelas decidimos hacer una ocupación pacífica hasta que se definiera cual es la situación de todos los trabajadores que hace años estamos trabajando ahí haciendo escuelas” señaló el arquitecto.

“El plan de lucha es seguir con ocupación pacifica. Ser cuidadoso respecto a los bienes del edificio. Se encuentra presente personal de la Dirección General  de Escuelas y nosotros ocupamos un pequeño espacio en planta baja” aclaró.

“Queremos sentarnos a conversar con este gobierno. Estamos intentando tener una mesa de conversación para solucionar los problemas que tienen 200 trabajadores a los cuales todavía no han reincorporado”.

A pesar del esfuerzo por ser escuchados, los trabajadores sostienen que por el momento “es una lucha sin resolución porque las autoridades no se quieren sentar a conversar nada”.

Comments

comments