Fuertes protestas contra el gobierno nacional por el asesinato del joven mapuche

Miles de personas se hicieron oír en las calles de Bariloche en repudio del gobierno de Mauricio Macri luego de la muerte de Rafael Nahuel durante un operativo de Prefectura, en el que fue ultimado con una bala de 9 mm.

Organizaciones mapuches, entidades sociales, sindicatos y partidos opositores marcharon desde el Alto, en la calle Onelli, pasaron por el hospital por Moreno y entraron al Centro Cívico por la calle Mitre.

La columna avanzó sin ocasionar ningún incidente y se desconcetró de manera pacífica este domingo cerca de las 19:30 luego de las expresiones en el Centro Cívico.

Los oradores ratificaron los reclamos territoriales y advirtieron que, a pesar de lo que consideran una política represiva del gobierno de Macri, no dejarán de insistir con las ocupaciones de tierras.

También pidieron por una “verdadera política de restitución de tierras” a las comunidades mapuches.

Indicaron que en el procedimiento del sábado fueron detenidos dos jóvenes que hasta esta tarde estuvieron incomunicados en la sede de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) de Bariloche. .

También en el documento leído se refirieron a Rafael Nahuel un joven que se había interiorizado y asumido la causa mapuche como propia, según indicaron, y que acompañó la recuperación del territorio en Villa Mascardi.

Los hechos

Rafael Nahuel murió de un disparo con una bala de 9 mm que ingresó a su cuerpo por el glúteo y afectó el intestino y el hígado, según el resultado de la autopsia, que difundió el diario Río Negro.

La autopsia del cuerpo de Nahuel se realizó el domingo por la tarde en Bariloche y no hubo información oficial de parte del juzgado federal, que está a cargo por subrogancia del juez de Neuquén Gustavo Villanueva, en tanto que el diario Río Negro pudo establecer, de fuentes gubernamentales, que la muerte del joven de 22 años la provocó un proyectil 9 mm, probablemente de una ametralladora, que ingresó de abajo hacia arriba y que quedó alojado dentro del cuerpo.

El calibre se corresponde con el de las armas de los efectivos de la unidad Albatros que perseguían a un grupo de mapuches el sábado por la tarde en Villa Mascardi, 30 kilómetros al sur de Bariloche. El gobierno nacional justificó la muerte, aduciendo que se trató de una reacción de fuerzas de seguridad ante gente con “preparación militarizada”.

Los resultados finales de la autopsia se conocerán hacia el miércoles o jueves, publicó el matutino.

El sábado, una patrulla, al parecer de cuatro efectivos del grupo Albatros, la fuerza de elite de la Prefectura, mientras realizaban una recorrida por una zona recuperada, dieron con un grupo de mapuches.

Según el relato oficial, tras el enfrentamiento a tiros, dos de ellos bajaron con una tercera persona herida, que era Nahuel.

En ese momento fueron detenidos Fausto Jones Huala, el hermano de Facundo, cuya extradición reclama Chile para ser juzgado por el incendio de la vivienda de un campo; y Alejandro González.

Un grupo, el que quedó en el monte, negoció por la tarde en Villa Mascardi con el juez Villanueva, con la mediación del obispo Juan José Chaparro, los términos de su entrega a la Justicia.

El Juzgado Federal de Bariloche ordenó, el mismo sábado, el secuestro de las armas de todos los efectivos federales presentes en el momento en el que se produce el tiroteo terminó matando a Nahuel.

Comments

comments