Una joven denunció que el abuelo y el tío la violaron durante 10 años

Una joven denunció que su tío y su abuelo paterno la abusaron sexualmente durante una década desde que tenía siete en su casa de la zona de chacras de la localidad neuquina Senillosa.

La víctima es hija de un policía, que actualmente está retirado pero en ese momento estaba en actividad, y la madre se dedicaba a las labores hogareñas, mientras que su tío y abuelo, ambos paternos, con escasa alfabetización, trabajaban en las chacras.

Los dos ahora afrontan una acusación judicial mientras la niña ya convertida en joven está bajo tratamiento por los estragos psicológicos que sufrió por los reiterados abusos.

“Cuando el papá se iba a trabajar y su mamá tenía que salir le pedían al tío o al abuelo que la cuidaran. En esos momentos se producían los abusos”, reveló una fuente del caso.

Ocho años de prisión es el mínimo de pena que establece el Código Penal para este tipo de delitos, el máximo trepa hasta los 20 años y en toda la franja de pena su cumplimiento es efectivo, es decir que el condenado va a la cárcel.

“Los abusos más fuertes se produjeron cuando la chica se convirtió en adolescente y se extendieron durante tres años más. En total fue abusada durante unos 10 años”, agregó el informante.

La pequeña no lograba entender por qué esos familiares que debían cuidar de ella le hacían daño.

Superada la mayoría de edad y tras un largo tratamiento psicológico, la joven con 19 años, llegó un día de agosto de 2016 a la fiscalía de Delitos Sexuales y reveló, entre silencios prolongados y un llanto constante, su tragedia personal.

El padre de la joven se enteró de los abusos tras la denuncia y tuvieron que contenerlo para que no hiciera justicia por mano propia.

El fiscal Andrés Azar acusó al tío, que ahora tiene 43 años, por abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo, la situación de convivencia y el grave daño a la salud que le provocó a la sobrina. Este último agravante es la primera vez que se introduce en una formulación de cargos.

Este miércoles, se hizo la audiencia para acusar al abuelo, que tiene 85 años, por los mismos cargos, pero como tiene problemas auditivos se pasó a un cuarto intermedio y se ordenaron pericias para definir si es inimputable.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *