Persecución a centros culturales: una política de Garro y sus secuaces

Esta vez, le tocó a Casa Unclan, el centro cultural ubicado en 5 e/ 63 y 64, que fue clausurado en medio de “La Drag Fiesta” el sábado a la madrugada.

Alrededor de las 4 am un comando policial que incluía personal de la Bonaerense, la Policía Local y Control Urbano cortó la calle 63 y entró abruptamente al lugar con la orden de censurar una actividad llevada adelante por el colectivo LGTB.

Natalia Monsalve, integrante del espacio afirmó que fue un acto de censura y discriminación. “Cortaron la calle 63, todos los policías estaban con la cara tapada, los de Control Urbano decían que estaban para protegerlos a ellos. Sentimos una censura muy grande y discriminación a la comunidad LGTB: decían que las perfomances de las activistas trans no era una actividad cultural”, repudió.

Juan Merino, referente del espacio y director de Casa Lumpen, habló con LA PLATAFORMA y sostuvo que “fue excesivo que Control Urbano caiga con la Policía Local y la Bonaerense, evidentemente estaban preparados para un desalojo violento”.

En este sentido agregó que “no respondimos a ninguna forma de violencia” y consideró que “esto es parte de la grieta” que divide a la sociedad.

“Nosotros explicamos pacíficamente nuestras razones que tienen que ver con que la habilitación está en trámite, pero que aún no llegamos a solventar los gastos que esto significa” explicó Merino.

A su vez, desde Casa Unclan afirmaron que “la persecución por parte de Control Urbano y la policía la vienen sufriendo desde principio de año, al igual que otros espacios culturales de la ciudad”. Por el momento,  el espacio funciona sólo con actividades durante el día.

Por su parte, en un comunicado de prensa los organizadores del evento denunciaron: “creemos que se trata de una coerción a la libertad de acción artística y militante que desarrollamos en nuestra fiesta. Sabemos muy bien que nuestras intervenciones molestan a éstas fuerzas que resguardan la moral cis-hétero-patriarcal de la sociedad que día a día nos oprime y violenta”.

Comunicado oficial de Casa Unclan:

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *